.。o○.。o○.。  Actividades  .。o○.。o○.。

❦*゚ ゜゚*❆*゚ ゜゚*❁*゚ ゜゚*❆❦*゚ ゜゚*❆*゚ ゜゚*❁*゚ ゜゚*❆❦*゚ ゜゚*❆*゚ ゜゚*❁*゚ ゜゚*❆

Se organiza en teoría cada viernes a las 20:00, cada uno aportando como regla de juego una pregunta o un tema para provocar dialogo. Los temas son totalmente libres, no limitándose a los de Japón.

❦*゚ ゜゚*❆*゚ ゜゚*❁*゚ ゜゚*❆❦*゚ ゜゚*❆*゚ ゜゚*❁*゚ ゜゚*❆❦*゚ ゜゚*❆*゚ ゜゚*❁*゚ ゜゚*❆
Hola a todos,

La Tertulia Japón, nos vemos 20 de octubre 2017

-a las 20h:00
-Hotel H10
-Tema: diverso

Saludos.

26 de octubre de 2007

38.Mujeres de consuelo durante la segunda guerra mundial.


38.Mujeres de consuelo durante la segunda guerra mundial.

*La polémica apareció bruscamente y desapareció repentinamente. Ahora no se oye ni siquiera en los labios de los que clamaron ayer la justicia a través de los medios de comunicación.

**¿Qué ocurrió?

El 27 de junio 2007, Michael M. Honda, Diputado Democrático de California, por fin consiguió hacer pasar en el Panel de Congreso de EEUU una resolución no-coactiva que “pide a Japón de manera clara e inequívoca excusarse por la coacción de mujeres jóvenes a la esclavitud sexual”.

***Está claro que Japón tiene toda culpa por lo que había pasado, empezando por la responsabilidad de la guerra hasta la situación que se creó durante este período. (También habían varios factores exteriores que empujaron a Japón hacia la guerra. Pero, no son el tema de ahora.)

****Sin embargo, ¿por qué reaparece ahora, después de 62 años del final de la guerra? Ahora, la mayoría de la población japonesa nació después de la guerra. Desde luego, la responsabilidad histórica no se borra nunca con el paso de tiempo. Pero insisto, ¿por qué ahora?, ¿Por qué no antes, un poco antes, cuando todavía estaba viva la gente que vivió directamente la guerra? ¿Por qué en EEUU? Lo que parece más extraño es el hecho de que la oficina del señor diputado, Michael M. Honda, recibía una ayuda financiera desde una cierta organización surcoreana.

*****Cuando se clamó la justicia contra este tema, Japón expresaba su deseo de formar parte del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas con caracter permanente aunque sin derecho de veto, ya que Japón es el segundo país contribuyente financiero a esta entidad, que Japón mantiene la estabilidad democrática desde hace más de 60 años, y que su peso diplomático en el mundo es tan importante como los cinco miembros permanentes con el derecho de veto y como otros países con una población importante: Brasil, India, Alemania, etc... Por otra parte en estos momentos, el ex-secretario general de la ONU expresaba su deseo de reestructurar el obsoleto sistema de la ONU y que la China y la Corea del sur intensificaban su colaboración diplomática...

******En Japón la mayoría de los periódicos expresan su inclinación a pensar que se trata más bien de una campaña orquestada, dado que el señor diputado Michael M. Honda se precipitó a hacer pasar una resolución en el Panel del Congreso a pesar de que sus afirmaciones no se corresponden con la realidad.

*******En la diplomacía o en la ética de ciudadanía, antes de reprochar a alguien, la gente más educada suele pedir perdón primero por sus propios actos recriminables que habían sido cometidos anteriormente. En este sentido, EEUU tiene muchos temas pendientes sin concluir: la masacre histórica de los indios, la discriminación racial, apoyo a los dictadores en Chile, Nicaragua..., bombas atómicas, los asesinatos cometidos por agentes de la CIA, Guerra de Vietnam (tantas masacres, ensayos de armas modernas recién inventadas en el territorio de Vietnam, a provecho de esta guerra como locomotora de su economía e indústria), Guerra de Irak... En fin de cuentas, ¿todo eso no merece la resolución del Panel de Congreso de su propio país? Un país con tantos temas pendientes no puede escapar de su responsabilidad, sólo por haber ganado la guerra y formar parte de los cinco países permanentes de la ONU con el derecho de veto.

********No sólo por los temas susodichos, hay otro más reciente y similar al de Japón por lo cual EEUU tiene que presentar en el Panel del Congreso una resolución que pida a su propio país excusarse “de manera clara e inequívoca” por los burdeles que existían para los soldados americanos durante la guerra de Vietnam. Pues, la periodista americana, Susan Brownmiller, en su libro “Against our will”(1975) hace comentarios sobre la estación de mujeres de consuelo, citando como fuente de información el testimonio de un fotógrafo, Peter Arnetti, que estaba al frente de la guerra durante siete años y ganó el premio Pulitzer. Según su testimonio, se solían pagar 500 piastras, de los cuales 200 piastras iban a las mujeres, ellas fueron buscadas por la gente local, el Pentágono hacía la vista gorda, y ellas recibían visitas regulares de médicos americanos para el control medical.

*********The New York Times del 27 de junio 2007, sin hacer ningún comentario sobre los actos criminales históricos de su propio país, escribe de esta manera, “A pesar de la resolución concluida de manera arrolladora en el Panel del Congreso de EEUU, apremiando a Japón a que pida perdón por la esclavitud sexual durante la guerra, el gobierno japonés dijo que no haría ningún comentario.” The New York Times estaba furioso. Pero, ¿Con qué derecho? Como cuando una persona pregunta a su interlocutor su nombre, primero tiene que empezar pronunciando su propio nombre, The New York Times tiene que pedir perdón a todo el mundo por las atrocidades que fueron cometidas por su propio país a lo largo de su historia.

********** The New York Times del 31 marzo 2007 citó como fuente de información la prueba del historiador japonés, Yoshiaki Yoshimi, que tiene en su posesión los documentos que implican a la Fuerza Armada en el asunto de la estación de las mujeres de consuelo, pero de manera errónea. La mayoría de los historiadores no sostienen su teoría, dado que son documentos que demuestran más bien la intención de la Fuerza Armada para controlar el caos de los centros de consuelo. The New York Times hubiera hecho mejor consultar a muchos otros historiadores japoneses antes de escribir un artículo acusatorio contra el actual gobierno japonés. En aquella época, no había política gubernamental de coacción a la esclavitud sexual, “es la conclusión de la gran mayoría de los historiadores”. Y además, el gobierno japonés sigue estando a favor de crear un comité de investigación conjunto de los países relacionados para buscar la verdad, no con el fin de conseguir una carta diplomática para acusar a Japón y así conseguir una mejor posición diplomática.

***********A continuación de la publicación por The New York Times de aquel artículo, el periódico español, el País del 27 de marzo se hace eco del mismo contenido o la copia de The New York Times. Es lamentable difundir sin estudiar a fondo un artículo de tal calibre utilizando un artículo extranjero como si fuera suyo. Por otra parte, es muy triste ver que la mayoría de cadenas de televisión hicieron lo mismo que el País. También es verdad que es muy difícil investigar desde Europa los acontecimientos históricos en Asia, pero sintonizarse de manera tan frívola con un periócio americano, no es de recibo, aunque tiene fama de ser correcto, neutral, y agresivo en contra de la injusticia.

************Está claro que Japón tiene toda responsabilidad del acontecimiento en lo referente a los centros de consuelo. Sin embargo, tiene derecho a decir que no, si los hechos preconizados en los medios de comunicación no se correnponden a la realidad.

*************La mayoría de las mujeres fueron japonesas, coreanas, y chinas. Pero en los periódicos que se hacen eco de este tema, curiosamente desaparecen las japonesas, lo que da la sensación de que solo se trataban de las coreanas y chinas. Ellas fueron buscadas por medio de varias propagandas, no de manera coactiva, sin implicación gubernamental, es decir de la misma manera que los americanos durante la Guerra de Vietnam.

**************Japón había ofrecido una ayuda económica de enorme cantidad en forma de la compensación posguerra tanto a China como a Corea del Sur. En el caso del primero, el tratado de ayuda económica entre ambos países llegará a su fin el año que viene, y en el caso del último, la compensación se hizo de un sólo pago, pero parece ser que la mayoría del dinero fue destinado a invertir en grandes proyectos nacionales de obras en vez de repartirlo a las víctimas de la guerra. La responsabilidad histórica de las atrocidades cometidas no se puede nunca borrar, ni se exculpará jamás, pero gritar la culpabilidad a diario de manera clamorosa a su antiguo enemigo, pedirle permanentemente perdón por lo que había hecho, y querer mantenerle en el estado del perdedor de la guerra y el responsable de todo, y disminuir su influencia política y económica no conducen a ninguna parte si se quiere una auténtica paz en la zona.

***************De momento la situación se ha calmado. Esperemos que esta calma sea duradera y que no sea motivada sólo por la Olimpiada del 2008. Sobre todo esperemos que más allá del 2008 no vuelva a aparecer este tipo de acusación orquestada, a veces con la intención de desviar la atención de su población, de los problemas interiores explosivos hacia un enemigo exterior, pero sí que hay que seguir buscando la verdad entre los países relacionados.

Veanse las paginas siguientes:
http://www.youtube.com/watch?v=hxSepm1A0lg&mode=related&search=
http://www.youtube.com/watch?v=1NHHwNLlKPU&mode=related&search=
http://www.youtube.com/watch?v=c-EAb1KOKvI&mode=related&search=


Toshio Okada.
27 de octubre 2007, Barcelona.



****************************************************************************
(Archivos)
El País:
GLORIA TORRIJOS - Tokio - 27/03/2007
El primer ministro japonés, Shinzo Abe, criticado internacionalmente en las últimas semanas por negar que el Gobierno y el Ejército japoneses estuvieran involucrados en forzar a mujeres a trabajar como esclavas sexuales en burdeles improvisados para los soldados durante la II Guerra Mundial, pidió finalmente perdón ayer. Abe, a una pregunta de un parlamentario de la oposición, dijo ante un comité parlamentario que se disculpaba "aquí y ahora como primer ministro".
"Como suelo decir, siento empatía por la gente que ha pasado por momentos duros y pido disculpas por el hecho de que tuvieran que vivir esa situación", afirmó Abe ante el comité.
Sin embargo, el primer ministro no se retractó de sus declaraciones a comienzos de este mes sobre que no había pruebas de que el Gobierno y el Ejército del Japón imperialista hubieran raptado a mujeres para convertirlas en mujeres de consuelo, eufemismo con el que se denomina en Japón a las esclavizadas sexualmente antes y durante la II Guerra Mundial.
Esta postura es coincidente con la de los políticos y la élite conservadora japonesa, que aseveran que esas mujeres, casi todas asiáticas -principalmente chinas y coreanas-, eran prostitutas voluntarias, que percibieron honorarios por sus servicios sexuales. Por el contrario, las damnificadas, cuyo número se eleva a casi 200.000, aunque la mayoría ya ha fallecido, aseguran que fueron obligadas a prostituirse en burdeles abiertos en las líneas de combate.
Sólo en 1993, el entonces ministro de la Presidencia, Yohei Kono, reconoció la participación de las autoridades japonesas en la creación de prostíbulos, en la llamada declaración de Kono.
El primer ministro afirmó que no ofrecería más disculpas, aunque una comisión de la Cámara de Representantes de EE UU acabe aprobando, como está sopesando hacer, una resolución no vinculante en la que insta a las autoridades japonesas a que reconozcan el sufrimiento de las esclavas sexuales y presenten una disculpa sin fisuras. La resolución, que Shinzo Abe asegura que está llena de errores, podría ser votada el próximo mayo, posiblemente después de que Abe efectúe una visita oficial a EE UU, en la que tiene previsto entrevistarse con su presidente, George W. Bush.
Todas las alusiones del primer ministro a las esclavas sexuales han sido muy criticadas tanto por China y Corea del Sur como por EE UU, su primer aliado en la escena internacional. Precisamente, el primer ministro chino, Wen Jiabao, ha acortado su visita oficial a Japón en abril de los cinco días previstos en un principio a tan sólo tres, lo que se ha interpretado como una reacción a la postura de Abe sobre las esclavas sexuales.
El Fondo de Mujeres Asiáticas, creado en 1995 y del que uno de sus fundadores es el propio Gobierno japonés, ha indemnizado a las mujeres de consuelo con dos millones de yenes (12.741 euros) a algunas de ellas -las que se han avenido a aceptar ese dinero-, como compensación y apoyo médico, todo ello acompañado de un escrito de disculpa firmado por anteriores primeros ministros. Las mujeres que la rechazan lo justifican diciendo que tiene que ser el propio Gobierno el que dé esa compensación como gesto de que asume su responsabilidad.

No hay comentarios: