.。o○.。o○.。  Actividades  .。o○.。o○.。

❦*゚ ゜゚*❆*゚ ゜゚*❁*゚ ゜゚*❆❦*゚ ゜゚*❆*゚ ゜゚*❁*゚ ゜゚*❆❦*゚ ゜゚*❆*゚ ゜゚*❁*゚ ゜゚*❆

Se organiza en teoría cada viernes a las 20:00, cada uno aportando como regla de juego una pregunta o un tema para provocar dialogo. Los temas son totalmente libres, no limitándose a los de Japón.

❦*゚ ゜゚*❆*゚ ゜゚*❁*゚ ゜゚*❆❦*゚ ゜゚*❆*゚ ゜゚*❁*゚ ゜゚*❆❦*゚ ゜゚*❆*゚ ゜゚*❁*゚ ゜゚*❆
Nos volveremos a reunir el viernes 21 de julio.

-a la 20:00 del 21 de julio 2017

-Temas:
-Varios

Saludos.

10 de marzo de 2007

20. El final de la guerra. La decisión divina del ex-emperador.

20. El final de la guerra. La decisión divina del ex-emperador.

*Al final de la guerra, el emperador pronunció la rendición (incondicional), aceptando la declaración de Potsdam, lo que fue inhabitual, dado que no solía intervenir en el proceso de tomar la decisión. Fue la segunda vez que intervino directamente en la política a lo largo de todo su reinado. El primer caso fue cuando hubo lugar el Incidente del 2.26(26 de febrero 1936) en lo cual intervino, ordenando castigar fuerte a los militares jóvenes en rebeldía que intentaron asesinar a los principales ministros.

**Tampoco era lógico que Hirohito tomase la iniciativa de declarar el fin del conflicto, dado que no era él quien empujó la guerra. Cuando la guerra empezó a ir mal, los militares ni siquiera quisieron presentarse delante de él para informarle de la marcha de la guerra. Eran exclusivamente los militares los que tenían el mando de la guerra.

***Hirohito estaba cuidadosamente descartado de la información de la guerra. No sabía que la bomba atómica fue lanzada en Hiroshima. Tenía que esperar hasta que su chambelán, Okabe, que le pidió ir a refugiarse en el subterráneo(que podría aguantar hasta una bomba de diez toneladas), para saber que algo grave había ocurrido. Pues, él nunca se había refugiado hasta entonces en este subterráneo . Después de haber acosado a su chambelán con la pregunta,”¿Por qué tengo que entrar aquí?” Era raro. En este momento, se le explicó que en Hiroshima fue lanzada una bomba de nuevo modelo cuya capacidad destructora fue fuera de lo normal y que el cuartel militar dio la orden al chambelán para proteger al emperador en el subterráneo, ya que el avión B-29 que había lanzado la bomba atómica el día anterior se dirigía hacía tokyo.

****El emperador dio la orden a su chambelán para que su jefe le imformara con detalles sobre este bombardeo en Horoshima. A esta altura, Hirohito ya no contaba más con el Cuartel General para tener la información correcta, más bien con su chambelán.

*****Ya en junio de 1945, el emperador sabía que la guerra iba muy mal, cuando tuvo la información de la parte de algún miembro de la familia real, según la cual no sólo las costas de Japón estaban mal equipadas de armas para parar la invasión, sino también hasta los batallones principales no tenían suficientes armas. Hirohito oyó que se fabricaban las palas con el hierro de las bombas lanzadas y se dió cuenta de que así ya no se podía seguir con la guerra.

******Existe un hecho sorprendente. El emperador escuchaba la radio sobre las bandas cortas para recoger la información, tanto en japonés como inglés difundida por los americanos. Él no hablaba bien el inglés, pero lo entedía bastante bien. La población no disponía de radios que permitían captar la información difundiada sobre las ondas cortas. Pero el emperador la tenía. De todos modos, Japón ya no tenía la capacidad de seguir adelante la guerra, ya que el mismísmo emperador tenía que recoger la información ofrecida por los americanos a través de la radio.

*******Sobre la Declaración de Potsdam del 26 de julio 1945 en Alemania, que pidió la rendición incondicional de Japón, El emperador hizo comentarios al ministro de los asuntos exteriores, Togo: “Al fin, podemos plantearnos el final de la guerra, ¿verdad? Ya no podemos dejar sufrir tanto a la población.” Sin embargo, el gobierno de Suzuki sin tener asegurada la continuidad del sistema político japonés con la autoridad del emperador (Kokutairon), no quiso hacer ningún comentario sobre la Declaración de Potsdam, esperando la mediación de los rusos para finalizar la guerra. Fue un grave error. Unos pocos días más tarde, los americanos lanzaron por la primera vez en la historia humana una bomba atómica sobre Hiroshima (el 6 de agosto 1945). Tampoco los rusos tenían intención de mediar para finalizar la guerra, al contrario, estaban decididos a invadir los territorios japoneses, rompiendo el Tratado de No Invasión.

********Por la tarde del 8 de agosto 1945, el emperador dijo al ministro de los asuntos exteriores, Togo, cuando se presentó en el palacio imperial: “Con la bomba de este calibre que ha sido lanzada, ya no podemos seguir adelante la guerra. ¡Imposible! No podemos permitirnos perder más tiempo buscando unas condiciones ventajosas. ¡Haga esfuerzos para terminar cuanto antes con esta guerra!”

*********El día 9 de agosto 1945, en la reunión delante del emperador (Gozen Kaigui), que duró hasta las 2 de la madrugada del día 10, la decisión definitiva todavía no había sido alcanzada por la discrepancia entre los asistentes, una banda a favor de la lucha hasta el final sobre el territorio japonés(Hondo Kessen), otra en contra de la continuación de la guerra aceptando la Declaración de Potsdam. El primer ministro, Suzuki, rompiendo la constumbre, pidió la última palabra al emperador, que a su vez declaró con las lagrimas en ojos, que él ya estuvo listo para aceptar la Declaración de Potsdam.

**********Si el primer ministro, Suzuki Kantaro, no hubiera pedido la palabra al emperador en esta reunión, si el emperador no se hubiera pronunciado, y si hubieran dimitido más tarde, Suzuki Kantaro o Anami Korechika(Ministro de Defensa de la Tierra), la guerra hubiera continuado en los territorios principales de Japón(Hodo) y hubieran podido caer más bombas atómicas en otras ciudades. (Anami se suicidó por medio del harakiri el día en que el emperador anució por radio la rendición y el final de la guerra) ( Gracias a Suzuki y Anami que no habían dimitido, la revuelta de los militares había podido ser contenida.)

***********Cuando se acabó la guerra y las tropas americanas entraron en Japón, el emperador fue a ver al general MacArthur y dijo que “Es igual lo que me pueda pasar. Asumiré toda la responsabilidad. Pero le pido que sea salvada la población”. Esta frase conmocionó al general.

Toshio Okada.
10 de marzo, Barcelona.

No hay comentarios: